Medicina Estética

La Medicina Estética trata la imagen del paciente sin intervenciones quirúrgicas, y en nuestra Clínica la entendemos además como el cuidado, no sólo de la belleza, sino del bienestar de nuestros pacientes.
En nuestra consulta queremos ayudarte a conseguir y/o recuperar esa piel con la que te sientas bien; obtener un aspecto mejorado, saludable y muy natural; queremos que nuestros pacientes se vean bien sin sentirse extraños en su propio cuerpo. Para ello ponemos a tu disposición nuestro conocimiento y las técnicas más avanzadas en Dermoestética y Dermocosmética.
Llevaremos a cabo un estudio personalizado, y un plan terapéutico a seguir, adaptándonos siempre a tu caso, tu historia clínica y tus preferencias. Tu satisfacción es nuestro objetivo, y seguimos constantemente formándonos y buscando las mejores técnicas dentro del campo de la Medicina Estética.

Nuestros tratamientos

Estética Facial

Tratamiento de manchas y rojeces

En nuestra consulta entendemos que una piel bonita y sana es una piel limpia de manchas e imperfecciones. Muchas de las lesiones que encontramos son debidas al daño del sol, que produce fotoenvejecimiento y tiene implicación directa en el desarrollo y empeoramiento progresivo de la patología vascular facial (cuperosis, rosácea).

Podemos, mediante el uso de distintos tipos de luz pulsada y su combinación con luces LED de baja potencia, luchar contra manchas solares, fotoenvejecimiento, cuperosis, rosácea y lesiones vasculares.

Se trata de un proceso sencillo y rápido, apto para todo tipo de pieles, prácticamente indoloro, y con resultados visibles al poco tiempo tras la primera sesión.

Además, al encontrarnos en el marco de una Clínica especializada en Dermatología, contamos con otras herramientas para combinar tratamientos (crioterapia, TCA, láser CO2, láser Yag/Nd) para dejar la piel limpia y uniforme.

Tratamiento de imperfecciones de la piel

Tratamiento de lunares, verrugas

Una piel bonita y sana es una piel limpia de manchas e imperfecciones. Por eso contamos con una plataforma láser CO2 para eliminar todo tipo de lesiones benignas, de forma rápida, con uso de anestesia local si fuera necesario, y sin dejar marcas tras el proceso de cicatrización habitual.

Tratamiento de cicatrices de acné

Dentro de nuestra gama de cabezales, disponemos de láseres semi-ablativos capaces de activar la regeneración del colágeno y el rejuvenecimiento de la piel. Esto lo convierte en una herramienta indispensable en el tratamiento de cicatrices (de acné, por ejemplo), estrías y arrugas.

En cada sesión, aplicamos anestesia tópica local reforzada, y posteriormente procedemos al uso de nuestro láser Pixel en las zonas a tratar. La sesión suele durar alrededor de 30 minutos, y posteriormente, tras la aplicación de productos regeneradores de la piel, se procede a la potenciación del tratamiento mediante el uso de LED de baja potencia.

El paciente puede incorporarse a su actividad, aunque presentará eritema y posiblemente desarrollo de costras en las zonas tratadas durante los días posteriores al tratamiento. Tras la primera sesión, la mejoría ya es notable, aunque en casos de cicatrices profundas, suelen necesitarse varias sesiones.

Puntos rubí y angiomas

El láser Yag:Nd está diseñado para tratar y eliminar lesiones vasculares (telangiectasias, arañas vasculares, angiomas, puntos rubí) de forma precisa y segura.  En regiones como el ala de la nariz o las mejillas, donde las “venitas” suelen ser más pequeñas, los resultados son visibles desde la primera sesión.

No es un procedimiento particularmente doloroso (y siempre podemos usar anestesia tópica local si el área a tratar es grande o especialmente sensible), pero sí puede dejar cierta inflamación y sensación de calor local en la zona tratada, que remite poco tiempo después. De hecho, el paciente puede incorporarse a su actividad habitual inmediatamente.

Tratamiento de arrugas

Arrugas de expresión

El proceso de envejecimiento es dinámico y afecta a cada persona de forma diferente. A nivel facial, por ejemplo, podemos distinguir diferentes fases y tipos de envejecimiento, dependiendo de cuál sea el desencadenante principal: el daño fotosolar, las arrugas derivadas de la pérdida de volumen, la flacidez, y las arrugas de expresión.

Estas últimas son arrugas producidas como consecuencia de la contracción continuada de los músculos de la cara. En el tercio superior (frente, entrecejo y “patas de gallo”) su tratamiento de elección es el uso de Toxina Botulínica, cuya acción consiste en relajar la musculatura que causa dichas arrugas. Además, no sólo es un buen tratamiento cuando ya vemos las arrugas, sino que previene que aparezcan (en pacientes más jóvenes) y que se conviertan en arrugas estáticas permanentes con el tiempo.

Esta técnica no precisa anestesia, y puede aplicarse en cualquier época del año. Además, obtiene resultados óptimos sobre el contorno facial con un aspecto más natural que los productos de relleno, pese a la creencia general.

Normalmente los resultados son visibles a los 3-5 días, precisando una revisión en la consulta aproximadamente a los 15 días de la punción (momento en que se alcanza el efecto máximo). El efecto de la toxina inicialmente suele estar en torno a 4-6 meses, siendo el periodo interpunciones mayor cuando las inyecciones se repiten a lo largo del tiempo.

Pérdida de volumen facial

El proceso de envejecimiento es dinámico y afecta a cada persona de forma diferente. A nivel facial, por ejemplo, podemos distinguir diferentes fases y tipos de envejecimiento, dependiendo de cuál sea el desencadenante principal: el daño fotosolar, las arrugas derivadas de la pérdida de volumen, la flacidez, y las arrugas de expresión.

En el tercio medio facial, con el paso del tiempo, solemos apreciar una pérdida de volúmenes, no sólo de tejido conectivo y graso sino incluso óseo, lo que implica una pérdida de soporte sobre nuestra piel. Esto conlleva el desarrollo de las arrugas gravitacionales (como las arrugas del surco nasolabial), así como el temido efecto “cara cansada”.

Mediante el uso de rellenos dérmicos, como el ácido hialurónico de alta reticulación o los estimuladores del colágeno, podemos recuperar esos volúmenes perdidos, ayudando a reposicionar los tejidos faciales para mejorar el aspecto general de una persona.

Arrugas periorales

Las arrugas periorales o “código de barras” son arrugas que aparecen con mayor frecuencia en pieles fotoenvejecidas y en fumadores, por la disminución del espesor de la capa superior de la piel y la hiperactividad de los músculos subyacentes.

Su tratamiento consiste en la aplicación de dos terapias que además pueden combinarse en el tiempo: Láser Pixel y Rellenos con ácido hialurónico. En ocasiones puede ser necesario el remodelado labial para conseguir un rejuvenecimiento general del área peribucal.

Bajo los labios, y bajando hacia el mentón, podemos encontrarnos también las “líneas de marioneta” cuyo tratamiento puede pasar por el relleno de la zona con ácido hialurónico o incluso el tratamiento de la flacidez facial, según se evalúe el causante de las arrugas.

Rejuvenecimiento facial

IPL

Un método no invasivo ni abrasivo, pero eficaz, de tratamiento de rejuvenecimiento facial es sin duda la Luz Pulsada Intensa. En el proceso de envejecimiento, se van destruyendo y perdiendo progresivamente nuestras fibras de colágeno. La IPL consigue no solo frenar esa destrucción, sino estimular la formación de nuevas fibras de colágeno allá donde se aplica.

Por tanto, la luz pulsada no solo actúa contra el daño fotosolar ya adquirido (como tratamiento anti-manchas) sino que además aporta a la piel una mejoría general del tono, la textura y la luminosidad.

Se trata de un proceso sencillo y rápido, apto para todo tipo de pieles, prácticamente indoloro, y con resultados visibles al poco tiempo tras la primera sesión.

Resurfacing físico

En nuestra consulta disponemos de un láser semi-ablativo capaz de activar la regeneración del colágeno y el rejuvenecimiento de la piel.

En cada sesión aplicamos anestesia tópica local reforzada, y posteriormente procedemos al uso de nuestro láser Pixel en las zonas a tratar. La sesión suele durar alrededor de 30 minutos, y, tras la aplicación de productos regeneradores de la piel, se procede a la potenciación del tratamiento mediante uso de LED de baja potencia.

El paciente puede incorporarse a su actividad, aunque presentará eritema y posiblemente desarrollo de costras en las zonas tratadas durante los días posteriores al tratamiento. Tras la primera sesión, la mejoría ya es notable, aunque en casos de cicatrices/arrugas profundas, suelen necesitarse varias sesiones.

PRP

La bioestimulación facial con plasma rico en plaquetas o PRP es un tratamiento médico-estético que ayuda a combatir la flacidez y el envejecimiento prematuro del rostro, cuello, escote y manos. En muchas ocasiones, podemos usarlo también  para el tratamiento de algunos casos de alopecia androgenética.

Se obtiene mediante centrifugación de la sangre propia del paciente, de la que se extraen los Factores de Crecimiento, que se administran posteriormente como mesoterapia o micro inyecciones intradérmicas, produciendo una activación del fibroblasto y estimulando la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico.

Una de sus ventajas es que al ser una sustancia biológica fabricada por nuestro propio organismo, no crea reacción inmunológica de cuerpo extraño y no conlleva riesgo de reacción alérgica.

La sesión de PRP facial suele durar una hora (incluyendo extracción de sangre, mesoterapia y tratamiento complementario con LED de baja potencia), e inicialmente se recomiendan 2-3 sesiones separadas al menos un mes entre ellas.

Peeling

Un peeling es un proceso de exfoliación que consiste en eliminar las células muertas de las capas superficiales de la piel. Este proceso de renovación, que es normal cuando somos jóvenes, se enlentece con la edad o en procesos como el acné.

Mediante el uso de un peeling químico médico, conseguimos renovar la piel correctamente, eliminamos impurezas y unificamos el tono, reduciendo también pequeñas manchas causadas por el sol y mejorando la luminosidad y textura de la piel.

Según el caso a tratar, podremos usar un tipo de peeling u otro, que alcancen distintos grados de profundidad. Por norma general, un peeling químico produce cierto grado de enrojecimiento facial posterior, con un proceso de exfoliación y descamación que puede durar 3-4 días, durante los cuales el paciente seguirá unas pautas establecidas en la Consulta.

Lifting sin cirugía

Durante el proceso de envejecimiento se produce pérdida de volumen facial combinada con flacidez, procesos que no suelen responder a un sólo tipo de tratamiento.

En nuestra consulta estudiamos cada caso individualmente, aportando soluciones personalizadas y adaptadas a cada paciente. Mediante las últimas técnicas de aplicación de rellenos dérmicos con ácidos hialurónicos de distinto grado de reticulación y estimuladores de la síntesis de colágeno, podemos mejorar mucho el aspecto de nuestros pacientes sin necesidad de recurrir a la Cirugía.

Tratamiento del bruxismo

El bruxismo es el acto involuntario de apretar o rechinar los dientes sin propósito funcional, y además de desgastar los dientes, conlleva dolor de los músculos del oído, cuello y mandíbula; así como dolor de cabeza. En la actualidad no existen tratamientos curativos para el mismo, y debemos recurrir a terapias alternativas que alivien los síntomas.

Mediante la inyección de toxina botulínica directamente en el músculo masetero, causante de este proceso, logramos aliviar la presión producida en nuestra mandíbula.

Cada sesión de inyección suele durar en torno a 30 minutos, siendo un tratamiento casi indoloro y que puede realizarse en cualquier época del año. Normalmente la toxina comienza a hacer efecto a los 3-5 días de su inyección, pero es a los 15 días cuando el efecto alcanza su máximo, produciéndose la relajación muscular, lo que se traduce en una gran sensación de alivio (en boca, cara y cuello). El efecto de la toxina oscila entre 6 y 12 meses dependiendo de la capacidad de contracción muscular de cada paciente, por lo que recomendamos consultar para nueva sesión de tratamiento cuando el paciente vuelva a notar las molestias típicas.

Relleno de labios

Los labios son uno los rasgos faciales más ensalzados como signo de belleza y juventud. Lejos de modas, en nuestra consulta entendemos que cada boca es distinta y especial, y que no todos los pacientes se benefician de las mismas técnicas o productos.  Mediante el estudio personalizado, no sólo de los labios, sino de toda la estructura peribucal y  sus componentes, podremos decidir qué tratamiento es más adecuado para cada paciente: perfilado, aumento y/o hidratación de labios, tratamiento de arrugas periorales, etc.

Tratamiento de ojeras

La presencia de ojeras y bolsas resta frescura al rostro y, por contra, le aporta aspecto de cansancio y tristeza. Su tratamiento y prevención en casa, además, son complicados y con pocos efectos evidentes.

No todas las ojeras son iguales, por lo que mediante un estudio facial, podremos orientar a nuestro paciente hacia la técnica más adecuada para su tratamiento. En nuestra consulta contamos no sólo con tecnología láser para tratamiento del envejecimiento periocular, sino que además podemos llevar a cabo rellenos con ácido hialurónico, técnica de elección hoy en día en el tratamiento de ojeras hundidas y bolsas poco pronunciadas.

El tratamiento de la ojera con ácido hialurónico muestra resultados inmediatos, que incluso mejoran a los largo de los días siguientes, y cuyo efecto suele mantenerse hasta 8-12 meses.

Rejuvenecimiento de cuello, escote y manos

Aunque en nuestra Consulta nos especializamos en Medicina Estética Facial, muchos de los problemas que afectan a la cara en el proceso de envejecimiento, son los mismos que afectan a cuello, escote y manos.

Mediante un estudio anatómico detallado en la consulta, podremos planificar el mejor tratamiento: luz pulsada, PRP, peeling, anclaje cervical con uso de hidroxiapatita cálcica, reposición de mentón y arcos mandibulares, relajación de músculo platismal mediante uso de toxina botulínica, mesoterapia… Un amplio abanico de opciones para adaptarnos a las necesidades de cada paciente.

Fotodepilación médica

La Fotodepilación IPL (Luz Pulsada intensa) bajo supervisión médica dermatológica es un tratamiento médico que consiste en eliminar definitivamente el vello mediante la fotodepilación en movimiento o SHR. Disponemos de la última generación en Fotodepilación con luz pulsada, que consiste en la eliminación del vello mediante fototermolisis selectiva. Se emite un haz de luz con unos parámetros previamente ajustados al tipo de piel y vello del paciente. Con este haz de luz, el cual está dirigido a la dermis, se pretende producir un daño selectivo en la matriz del folículo piloso sin causar daño o lesión en la piel.  De esta forma, se consigue un depilación indolora, eficaz, cómoda y definitiva.

La Fotodepilación médica IPL es un procedimiento indoloro. Se puede sentir una pequeña sensación de calor y un leve pinchazo producidos por el disparo de luz pulsada. Además, para minimizar las molestias y poder ser utilizada en pieles más oscuras disponemos de la técnica de cooling o frío.

Tratamiento de estrías

La estría es una señal de daño del tejido conectivo de la piel, producido por la ruptura de las fibras elásticas y de colágeno. La piel responde intentando curar estos desgarros y aparecen pequeñas cicatrices rojas que dan lugar a la aparición de las estrías. Mientras el color puede desaparecer con el tiempo, las líneas permanecerán y se volverán blancas.

En el tratamiento de las estrías el objetivo es regenerar la piel, produciendo, por una parte, la ablación fraccionada de las capas superficiales de la piel afectada por las estrías para activar la rápida remodelación de la zona, y, por otra parte, producir un calentamiento profundo, estimulando la producción de un nuevo colágeno.

El resultado final es una mejora en la calidad del tejido estriado mediante el uso de nuestro Láser Pixel.